Reflexiones sobre la Huelga General (14 de Noviembre)

Educación, sanidad, justicia, derechos laborales, servicios sociales, vivienda, dedocracia. Cada vez más nos imponen decisiones basadas en una ideología ultra-conservadora, decimonónica, injusta y causa de inequidades, desigualdades y desmembramiento social. Seguramente innecesario. Y sobre todo, ideológica. ¿Recuerdan la Reforma Laboral? Un auténtico desequilibrio en las relaciones laborales que nos retrotrae a épocas medievales en dónde los trabajadores devienen esclavos sometidos a decisiones arbitrarias de los empresarios.

El trabajo como coste y no como inversión y en este marco ideológico simplemente es un objeto de intercambio, una mercancía.

Desde una perspectiva ciudadana, la convocatoria de una huelga general es un fracaso. Un fracaso de los mecanismos democráticos de negociación, que están precisamente para eso, para hablar, para negociar. El Gobierno del Partido Popular (PP) y el de Convergencia i Unió (CiU) en Catalunya, ha utilizado su mayoría para imponer, y con ello delatan su actitud de desprecio democrático. No hay negociación. No hay diálogo.

En una negociación se suele llegar a un punto medio, en donde todos pierden y todos ganan. No hay vencedores ni vencidos. Ganadores y perdedores. Vencedores y derrotados. En una imposición unos se sienten ganadores y otros perdedores. Normalmente los que se sienten ganadores, no se plantean nada más (salvo excepciones honrosas), porque se dedican a mirarse al espejo y ven allí su imagen prepotente y vencedora. Los que sí se lo plantean, esos pocos, muy pocos, enseguida se dan cuenta que ganar no es igual que vencer.

 Porque uno puede sentirse que ha perdido pero que no ha sido vencido. Y puede sentirse vencedor y haber perdido.

Imposible entender esa complacencia de los gobiernos cuando imponen e inaudito pero real que un gobierno prefiera ciudadanos humillados, sumisos y derrotados. Cuesta mucho verle alguna ventaja social, a no ser, que esa sea su idea de sociedad  y ciudadanía. Será así. El gobierno debería estar orgulloso de tener ciudadanos que reaccionan contra su propia estupidez. Lo preocupante hubiera sido que no reaccionáramos.

O que pueda pasar de nuevo algo así. Campanades a mort. Memoria para recordar. Recuerdo para saber.

La Red Pública

Anuncios

Una respuesta

  1. […] Reflexiones sobre la Huelga General (14 de Noviembre) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: