Servidores públicos, Administraciones y Ciudadanía

Una de las cosas que más ha dolido en el sector público, entre los trabajadores, es la brutal campaña de marketing que se ha llevado cabo por muchos gestores institucionales del gobierno de CiU,  desprestigiando, humillando y desautorizando ante la ciudadanía a sus propios trabajadores. El momento no ha sido casual: “retallades” de sueldo y derechos, una y otra vez sin saber a ciencia cierta hasta dónde y hasta cuando,  ruptura drástica de los mecanismos sociales en los que hasta ahora se habían basado la relaciones no sólo laborales sino sociales, culpabilizaciones y un largo etc. que esperamos ir desgranando en sucesivos post,  propios y con autorías diversas. Este es, púes, el primero de ellos.

Sí, sé que hay aspectos de las administraciones públicas, que funcionan mal, que se pueden mejorar, que no siempre la burocracia agiliza las cosas, aunque a veces es necesaria para que pueda ser garantista. Todo esto es cierto, pero también lo es que no es privativo de lo público. Qué se puede contar de la épica necesaria para contactar con las operadoras telefónicas o cualquier otra compañía suministradora o conseguir que te traten como un ser humano desesperado en cualquier aeropuerto cuando cancelan vuelos y billetes…sólo por citar los ejemplos más populares de grandes compañías y negocios privados. Abstengámonos por hoy de citar a la banca y su gestión.

La diferencia con las administraciones públicas, está en que la ciudadanía formamos parte de ellas, las hemos creado para gestionar nuestra actividad cotidiana y por lo tanto, nosotros deberíamos tener la capacidad de mejorarlas o cambiarlas. Quizás primero comprender. Vamos a ver.

Pancarta realizada por trabajadores del Departament TES durante las concentraciones diarias que realizan en el vestíbulo de la sede

El argumento más repetido: el empleo fijo como privilegio. Como dice en este artículo de Rebelión, Jose Arturo Val del Olmo: tener un empleo estable no es un privilegio, sino una condición de imparcialidad política.

Esta es la razón de ser y la que debería primar: que los empleados públicos puedan actuar con independencia, sin sometimiento a los cambios políticos. No es, pues, un privilegio personal. Es una garantía para la ciudadanía. Y eso no significa, como también se repite, que un funcionario o un laboral, no pueda ser despedido si existen razones para ello.

Tampoco es casual el alto porcentaje de interinaje (temporalidad) que existe actualmente en las administraciones públicas y que se ha impulsado muy conscientemente con el fin de disponer de personal muy dependiente, porque se juega su empleo, cuando cualquier cargo o carguillo desee privilegiar algún asunto o asuntillo, saltándose las normas. Y conste que esto no significa, afortunadamente, que el personal temporal sea dependiente y manipulable. Aludimos a su condición laboral.

Sí, creemos firmemente que el funcionariado (entendiendo por tal todo el personal que presta sus servicios en las administraciones públicas), debería estar fuera del control político, porque como muy bien dice Alberto Ortiz de Zárate, en Administraciones en red, cada nuevo maestrillo que entra, intenta cambiarlo todo: circuitos, impresos oficiales, carteles, normas…y funcionarios si puede.

“… En Francia, dicen que dicen que “el ministro se casa con su Ministerio”, lo que es una manera de decir que el funcionariado está fuera de control. Los políticos son como estrellas fugaces que se consumen en un frenético viaje, pero los funcionarios permanecen. Son ellos los que hacen la Administración. Muchas veces, el personal fijo mira con bienhumorado escepticismo al alto cargo recién nombrado que viene a reformar la Administración, una vez más…”

Estupendo este post-ficción de administración 2.0 , de hace casi  un año, especulando con un mundo feliz sin funcionarios.

Y todo esto tiene consecuencias, que ya iremos analizando en profundidad: en la salud, en el trabajo, en el ambiente de trabajo, en los servicios a la ciudadanía, en la sociedad, en el Estado de Bienestar que están convirtiendo en Estado de destrucción. Queremos, entre otras cosas, informar y concienciar a la sociedad sobre qué es, cómo es y que implica el trabajo de servicio público que realizan los empleados públicos, ya que desgraciadamente muchos de nuestros gobernantes no lo hacen. Tomamos la iniciativa.

Comprender, es la mejor manera de poder exigir a nuestras administraciones y al funcionariado que trabaja para hacerlas funcionar, cosillas como la transparencia, que dice Marc Garriga en Caldo casero / Brou casolà , aunque no sólo a las administraciones. A todo bicho viviente, excepto quizás, cucarachas, topos y todo esos animalillos que desaparecerían sometidos a la luz y a la claridad.

La Red Pública

 

Anuncios

8 comentarios

  1. Si, un trabajo fijo no es un privilegio, es un derecho.
    Si nos fijamos detenidamente podemos ver hacia donde va la administracion publica, a la privatizacion. El deseo de los gobiernos de turno es pasar a las empresas privadas, de amigos y familiares, todos los servicios de la administracion. Ellos tienen suficiente dinero para ser atendidos en todas sus necesidades por el ambito privado. Para que una sanidad publica? Desearian que fuese como en EUA, o pagas o te mueres. En Catalunya ya empiezan a dar servicios que hacia la policia autonoma a empresas privadas. El 112 de emergencias es una empresa privada del cuñado o amigo.
    A este paso, aparte de pagar muchos impuestos, tendremos que pagar por todo lo que a la generacion anterior se le cubria con sus impuestos.

    • Gracias por el comentario. Si no actuamos ahora con contundencia y seguridad, sufriremos una regresión a una sociedad prehistórica y la sufriremos todos, incluidos los inconscientes que ahora la están promoviendo. Lo que planteas es exactamente lo que pretenden. Tenemos mucho que hacer y decir para que no sea así.

  2. […] Servidores públicos, Administraciones y Ciudadanía […]

  3. […] Si continuem pensant que és una qüestió econòmica, no entendrem res i ens desanimarem. Ja hem parlat del tema en el post de servidores públicos, administraciones i ciudadania. […]

  4. […] en este blog, como los carteles para la vaga del  29 M, versión original y versión operativa,   la pancarta que utilizamos en las concentraciones del vestíbulo  del Departament,  o la última, esta canción que grabamos en la protesta de ayer, miércoles día 13 de junio, a […]

  5. […] es para decir que los funcionarios sí funcionan. Ya lo dijimos hace meses en el post titulado  “servidores públicos, administraciones y ciudadanía”   y afortunadamente hay mucha gente en los últimos tiempos que también se atreve a decirlo, […]

  6. […] (c) la estabilidad laboral para los empleados públicos. Es una garantía ciudadana, no un privilegio laboral. […]

  7. […] empleats públics no estan al servei de cap gestor polític, com expliquem en aquest […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: